Como al final de cada año los medios de comunicación han analizado los mensajes y felicitaciones navideñas de los principales dirigentes políticos de sus países. En este peculiar 2020 me gustaría destacar los tres mensajes de Navidad que más repercusión han tenido en los medios de comunicación y que más debate han generado entre la ciudadanía:

-El PP Gallego y su vídeo contra la crispación:  el Partido Popular (PP) de Galicia ha editado un vídeo en el que felicitan la Navidad enviando un mensaje de unidad. El montaje hila palabras o sílabas de políticos españoles e internacionales de todos los partidos y de distintas etapas para construir un discurso que dice: “Que estas fechas tan entrañables sirvan para unir lo que nunca debió estar separado, que la política siga el ejemplo de la generosidad de los ciudadanos y no los ciudadanos la crispación de la política. Que estemos más juntos el año que viene de lo que hemos estado este año y que 2021 podamos recuperar el ánimo y la ilusión que nos intentó quitar el año que termina”. Los presidentes estadounidenses Biden y Trump o sus homólogos españoles Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez y el actual Pedro Sánchez aparecen antes de que entre en escena el presidente de la Xunta de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijoo, pronunciando las siguientes palabras: “No hay reto que sea imposible superar si estamos unidos. Espero que 2021, año Xacobeo, sea todo lo bueno que por desgracia no fue este 2020. Deseo unas navidades de reencuentros con sentidiño, las últimas con los abrazos tasados y los besos a metro y medio, unas navidades sin colores políticos en las que el mejor regalo sea recuperarnos como país y retomar la normalidad. Lo vamos a conseguir y lo haremos, a distancia, pero juntos”.

Sin embargo, el periódico digital elplural.com expone en un artículo que, nada más publicarse el vídeo en Twitter, algunos usuarios expresaron críticas en las que calificaban al mensaje de “cínico”, “hipócrita” o “insulto a la inteligencia”. En cualquier caso, esta original iniciativa ha generado más atención mediática que críticas de la oposición.

 

-El presidente del Gobierno no menciona la Navidad: uno de los temas más comentados en Twitter el pasado 23 de diciembre fue el mensaje del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. En su cuenta @sanchezcastejon escribió: “Este año la pandemia ha cambiado muchas cosas en nuestras vidas. Por eso, debemos cuidar lo que más nos importa: nuestros seres queridos, el afecto mutuo, la solidaridad, la justicia social y la igualdad. Mis mejores deseos para todos y todas. ¡Felices fiestas!”. Parte de la comunidad tuitera y algunos medios de comunicación le recriminaron, al igual que el año anterior, el hecho de que en su mensaje no mencionara explícitamente la palabra “Navidad”. En este sentido los críticos recordaron que el pasado 15 de junio felicitó el Ramadán a los musulmanes desde su misma cuenta, incluyendo la expresión “¡Eid Mubarak”!.

Cuatro días antes el presidente del PP, Pablo Casado, le recriminó a Sánchez sus palabras de felicitación pronunciadas en el Congreso de los Diputados, en las que aludía a las “las fiestas del afecto”, unas fechas que, según el presidente, van “más allá de las creencias de cada cual”. El líder de la oposición le respondió: “¿Tanto les cuesta celebrar la Navidad, que es el nacimiento de Jesús, en un país cristiano, en una civilización occidental en la que creo que podemos reivindicar estas fiestas históricamente sin ningún problema? También usted felicita por Twitter a otras confesiones religiosas. Creo que en España hay que felicitar la Navidad sin problemas”.

-El Rey elude criticar a su padre: el tradicional discurso de Navidad del Rey Felipe VI fue escuchado la noche del pasado 24 de diciembre con una expectación especial. El motivo es que su padre, Juan Carlos de Borbón, que sigue ostentando el título de Rey Emérito, abandonó España el pasado mes de agosto tras conocerse datos de su fortuna en el extranjero, la cual está siendo investigada por la justicia. La incógnita era si el actual jefe de Estado reprobaría de manera más o menos velada la conducta de su antecesor en el trono, algo que, finalmente, no sucedió.

Así, mientras que los partidos de centro y de derechas elogiaron un discurso que se centró en la pandemia, desde Podemos y las formaciones nacionalistas no tardaron en hacer públicos sus reproches. Por ejemplo, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, criticó que el monarca no hubiera “condenado las actividades corruptas de Juan Carlos I y su evasión fiscal”. El mencionado Echenique y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, coordinador general de IU, también le afearon en Twitter que se refiriera a la dictadura de Franco como “un largo periodo de enfrentamientos y divisiones”.

 

Estas tres polémicas han sido las más importantes que se han producido este 2020 en España con relación a los mensajes y felicitaciones navideñas. Espero que les haya gustado este post. Desde este blog les deseo una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo a todos los lectores, a quienes los animo a que nos cuenten cómo han sido este año los discursos y mensajes de Navidad en sus países.

Fuente de la imagen: La Sexta.