La autoridad en el movimiento partisano a través de la oratoria de Tito

por | Jul 26, 2021 | Líderes políticos, Oratoria | 0 Comentarios

Los pasados días 15 y 16 de julio participé en el II Congreso Internacional de Innovación y Tendencias Educativas (INNTED 2021), celebrado en línea a causa de la pandemia. Se trata de un congreso que “pretende servir de nuevo como punto de encuentro y espacio de referencia para el sector, favoreciendo el diálogo y el intercambio de experiencias entre profesorado de diferentes niveles del sistema educativo, personal investigador, profesionales vinculados a la educación, estudiantes de diversos campos y asociaciones cuyas actividades entronquen con las áreas temáticas propuestas”.

En concreto, participé en dos ponencias enmarcadas en el simposio ‘Innovación y filosofía. Crítica, prácticas y oportunidades’, coordinado por el profesor Miguel Mandujano Estrada. En primer lugar, colaboré en la ponencia ‘Genealogía topológica del transhumanismo moderno’, presentada por mi gran amigo y compañero de doctorado Agustín Sánchez Cotta. Pero mi contribución más importante al congreso ha sido presentar la ponencia ‘La autoridad en el movimiento partisano a través de la oratoria de Josip Tito’, en la que también ha colaborado el mencionado Sánchez Cotta.

En la presentación expuse el tipo de liderazgo que ejerció Josip Broz Tito en el Ejército Popular de Liberación y Destacamentos Partisanos y en toda Yugoslavia a través del discurso del Día de la Victoria, pronunciado por él en Belgrado el 8 de mayo de 1945 tras la capitulación de la Alemania nazi. En este sentido enumeré el perfil de dicha pieza de oratoria y las estrategias utilizadas por el orador para mitigar el antagonismo entre él y su audiencia consubstancial a todo discurso.

Cabe señalar que “el discurso del Día de la Victoria es una pieza de oratoria dedicada a conmemorar un triunfo militar que, para los partisanos, significó la liberación nacional de Yugoslavia y el inicio de una nueva etapa política”. Así, “tras años de mucho sufrimiento, Tito considera pertinente reconocer los sacrificios realizados por la población, señalando al fascismo como el enemigo común”.

Para esta investigación he empleado una herramienta propia del análisis del discurso crítico conocida como las regulaciones del conflicto, elaborada por Rodríguez de las Heras (1983) y reformulada por Bermúdez Vázquez (2016). Esta metodología “desgrana las siete estrategias o regulaciones que todo orador usa como puente para mitigar la separación que siempre existe entre él y el auditorio: exaltación, halago, desplazamiento, miedo, culpabilidad, represión y expulsión”.

Las estrategias que aparecen con más frecuencia en el discurso del Día de la Victoria son las llamadas de reducción del conflicto o blandas, la exaltación y el halago, a las que les sigue una de las regulaciones de trasvase o medias: el desplazamiento.

Finalmente, “el análisis del discurso del Día de la Victoria mediante la herramienta de las regulaciones nos indica que el perfil del discurso es el de autoridad con todo el poder, ya que el orador tiene la máxima libertad para elegir sus regulaciones. Tito monopoliza el poder de la palabra y tiene una autoridad abrumadora sobre el auditorio.

Este ponencia forma parte de una investigación más amplia que publicará como capítulo de un libro la prestigiosa editorial ‘Dykinson’; y que formará parte de mi tesis doctoral, dedicada al análisis del discurso de las élites yugoslavas entre 1943 y 1990

La presentación, que dura unos diez minutos, puede verse entera en este vídeo publicado en mi canal de YouTube:

También puedes detenerte en cada una de las diapositivas gracias a la presentación que he subido a mi canal de SlideShare:

Nuestras noticias en tu e-mail:


Archivo: